Unha carta desde o inferno

Se ben n’O levantador de minas evitamos habitualmente tratar temas que non referencien directa ou indirectamente cuestións literarias, neste caso a nosa sensibilidade nos obriga a participar da denuncia dos feitos que a seguir se divulgan. Advertimos que a súa leitura pode alterar emocionalmente o leitor, como puidemos comprobar nós mesmos. Transcribimos unha carta tal como foi recibida das fontes que, aínda que da nosa confianza, non nos vemos en disposición de citar.

(Conhecer para ajudar. Os autores deste massacre estão ligados ao regime do rei de Marrocos, que é mesmo o principal aliado na zona do governo dos Estados Unidos. Espanha é por omissão -por ter abandonado o Saara sem garantir minimamente a integridade dos seus antigos cidadãos- responsável polo genocídio que diariamente é cometido neste território, com desprezo às admonições e decisões das Nações Unidas.)

Hola a todos: A pesar de la dureza que puede mostrar la carta que sigue más abajo, os ruego que lo reenviaseis a cuanta gente sea posible. Es importante que se sepa lo que está pasando en la Zona Ocupada, máxime cuando el proceso está pasando por un momento tan crucial como el actual. Gracias a todos, Bachir.

Estudiantes saharauis denuncian la brutal represión de la policía marroquí, por Jesús de Manuel Jerez. Última modificación: 16/05/2007, 14:01. Texto traducido de la carta de Rbab Amidan, estudiante saharaui brutalmente torturada junto a algunos de sus compañeros por la policía marroquí. Seltana Khayya.

Carta-testimonio de Rbab Amidan, estudiante saharaui en la universidad de Marrakech (traducción)

Querido Erik, te escribo esto a pesar del dolor. Están ocurriendo multitud de acontecimientos sangrientos en las universidades marroquíes. Cientos de víctimas y muchos arrestados, se nos ataca siempre en época de exámenes, especialmente en los exámenes finales.

En Agadir:

Desde el miércoles 2 de mayo hasta ahora han ocurrido cosas horrorosas. Los estudiantes saharauis fueron furiosamente atacados por estudiantes marroquíes llamados los “Amazigh”, que estaban jaleados por el gobierno marroquí; iban armados con porras de hierro y dejaron malheridos a cientos de Saharauis. Algunos de ellos fueron llevados al hospital. Además las fuerzas marroquíes entraron en el distrito de la universidad donde viven los estudiantes saharauis dos veces durante las noches del 2 y el 3 de mayo, torturando salvajemente y arrestando a más de 30 saharauis. Se llevaron a 5 saharauis a prisión. Los nombres de los torturados son Erradi Mohamed, Errabeh Otman, Mohamed Salem Elmehdi, Mohemed salem, Chrif, Chtouki Abdslam, Moss aErradi, LwafiRrahel, Brika Haboub, Saed Ba Haddi, Mansour Lefkir, Lbachir Lismaiili, Khaled Rgaibi, Lebloud lhusain, Saiid Laabidi, Ali Laaguig, Hadad Lmehdi, Mrisli Lhusain, Chouiaar Mohamed, Chain Ahmed, Lfilali Mahmoud, Lemberki Salek, Lfilali Sidahmed, Mulay Zain, Maatalla Lefnain, AbdAllah Ddarouich. Los 5 arrestados son Mraisli Lhusain, Chain Ahmed, Chouiaar Mohamed, Lfilali Mahmoud, El Geddari. Dos en situación extrema: Lakhal Mohamed Fadel y Mulud Lembarki.

En Marrakech:

Comenzamos una huelga de hambre en respuesta a lo ocurrido en Agadir. Hicimos manifestaciones en protesta contra el gobierno marroquí, que fueron respondidas con salvajes y violentos ataques. El 9 de mayo fuerzas marroquíes irrumpieron en el distrito de la universidad durante una manifestación. Algunos escaparon pero los que se enfrentaron a los marroquíes fueron salvajemente torturados hasta el punto de que la estudiante Seltana Khayya perdió su ojo y otra estudiante, Sumaya Abdeddayem sufrió corte de arma blanca en el vientre. A otro chico, Abdati, le rompieron las piernas. A mí me golpearon con una porra en zonas sensibles y con una piedra en la cabeza. La policía nos torturó también en la ambulancia camino del hospital. Abdati fue llevado directamente a la comisaría, donde fue de nuevo torturado y arrojado a una celda sin ninguna atención médica. No nos medicaron, simplemente nos torturaron. Cuando Seltana pidió a su verdugo que parase, que no podía soportar el inmenso dolor en su ojo arrancado, él la golpeó en el otro ojo y nos amenazó con quemarnos vivas.

Llegamos al hospital en un terrible estado, rodeado de fuerzas policiales, nos tiraban del pelo, nos escupieron, nos insultaron y nos abofetearon. El doctor se limitó a auscultarnos por encima para comprobar si teníamos algo roto y vendó el ojo de Sultana. Entonces la policía nos metió a las tres un coche, donde abusaron sexualmente de nosotras y nos torturaron psicológicamente.
Llegamos a la comisaría en Jamea Lefna, donde nos interrogaron, a pesar de nuestra horrible situación, en especial la de Seltana, cuyo ojo no dejaba de sangrar. Yo les supliqué que llevaran a Seltana al hospital, ella sangraba entre mis manos y gemía de dolor. Ellos ni se inmutaron. Entonces, después de horas de sufrimiento, vinieron para llevársela al hospital, pero en realidad la raptaron. La policía nos llamó de una en una para interrogarnos, pero se limitaron a humillarnos. No nos preguntaron nada relevante, nos insultaron y escupieron. Finalmente nos pusieron un número y nos hicieron fotos, diciendo “jódete”.

Apenas nos podíamos mover. Nos liberaron el 10 de mayo. La policía nos siguió para saber dónde vivíamos. Nuestras casas se convirtieron en barracones militares. Seltana fue torturada de Nuevo en la ambulancia por el mismo verdugo y después la arrojaron en una habitación vacía de un desolado hospital. La obligaron a firmar cientos de papeles bajo presión. Tuvo una pésima intervención quirúrgica. perdió su ojo para siempre. La policía la vigila continuamente.

Las fuerzas marroquíes torturaron a cientos de estudiantes saharauis cuando irrumpieron en el distrito de la universidad, abusaron sexualmente de algunas estudiantes y arrestaron a muchos saharauis. La mayoría de ellos fueron liberados después de ser torturados y 6 de ellos fueron arrestados. Los nombres son Rachid Bennou, Dah Mbairik, Aziz Ayt Yousef, Fattah Aydasyya, Mahmoud Lenkitni y un estudiante marroquí cuyo nombre desconozco.

El 11 de mayo estudiantes Saharauis se manifestaron y protestaron por lo que nos habían hecho. Eran apenas 20 estudiantes contra miles de fuerzas marroquíes que les rodeaban.

En Casablanca:

Sucesos parecidos por las mismas razones. El 11 de mayo se manifestaron estudiantes saharauis en apoyo a nosotras. Por la tarde, las fuerzas marroquíes rodearon el distrito de la Universidad, mientras estudiantes racistas marroquíes armados irrumpieron en los cuartos de los estudiantes saharauis y les golpearon, destruyéndolo y robándolo todo. Dispersaron a los estudiantes Saharauis y 7 de ellos están malheridos en el hospital. El nombre de 3 de ellos es Swelam Lerzal, que fue quemado vivo, Cherkawi Yusef, que fue duramente gopeado en cabeza, brazos y piernas, y Baiban MohamedAli. Omar Sayeh fue herido con un cuchillo, la policía le torturó durante el trayecto en ambulancia y fue arrojado a una celda sin tratamiento médico.

En Rabat:

Continúan las protestas de estudiantes saharauis.

Hemos perdido nuestros estudios, han pasado los exámenes y la mayoría de nosotros hemos perdido nuestra documentación, no tenemos por tanto posibilidad de marcharnos. Y Seltana ha perdido su ojo.

Esta es la política continua de Marruecos con los estudiantes Saharauis en época de exámenes, para que no estudiemos, no nos formemos, ignorando sus derechos y responsabilidades.
Por favor, ayúdennos. las cosas cada vez están peor.

Rbab Amidan”

Share

18 comments to Unha carta desde o inferno