Luis Buñuel

«Acabo de rematar de ler as memorias de Buñuel. Hai moitos puntos de vista que non comparto con el, mais noutros, como a visión do universo, concordo plenamente, mesmo na maneira de se explicar.

Eu lin o libro en papel, si, en papel atopeino por sorpresa na Feira do libro antigo e de ocasión da Coruña, mais non tiven que picar o texto. Cada día hai máis cousas na rede, e abondou con procurar unha cadea de texto o suficientemente longa para que Google non ofrecese resultados erróneos. Apareceu en tres blogues, do primeiro o copiei.

“Algunos sueñan en un universo infinito, otros nos lo presentan como finito en el espacio y en el tiempo. Heme aquí entre dos misterios tan impenetrables el uno como el otro. Por una parte, la imagen de un universo infinito es inconcebible. Por otra, la idea de un universo finito, que dejará algún día de existir, me sumerge en una nada impensable que me fascina y me horroriza. Voy de una a otra. No sé.

Imaginemos que el azar no existe y que toda la historia del mundo, hecha bruscamente lógica y comprensible, pudiera resolverse en unas cuantas fórmulas matemáticas. En tal caso, sería necesario creer en Dios, suponer como inevitable la existencia activa de un gran relojero, de un supremo ser organizador.

Pero Dios, que lo puede todo, ¿no habría podido crear por capricho un mundo entregado al azar? No, nos responden los filósofos. El azar no puede ser una creación de Dios, porque es la negación de Dios. Estos dos términos son antinómicos. Se excluyen mutuamente.

Carente de fe (y persuadido de que, como todas las cosas, la fe nace a menudo del azar), no veo cómo salir de este círculo. Por eso es por lo que no entro en él.» (Lea máis en Tati Mancebo)

Share

Comments are closed.